Apapachtli somo s un equipo interdisciplinario trabajando por el bienestar de la familia.

Yessika Palomares

Yessika Palomares

Terapeuta en masaje ayurvedico, aromasaje y masaje purepecha y Maestra de Yoga

Jaqueline Bustamante

Jaqueline Bustamante

Terapeuta emocional, Moon Mother avanzada, Consteladora Familiar

Jaqueline Bustamante  estudió Psicología en la UNAM, es Consteladora Familiar, Terapeuta energética y emocional, Doula, Moon Mother, Mother Roaster, Maestra de Yoga certificada por Fundación Herta Rogg, y  BKS Iyengar.
Ha dedicado los últimos 15 años a la enseñanza del Yoga y ha sido facilitadora de desarrollo humano durante los últimos 20 años. 
En los últimos 10 años , se ha especializado en Yoga para la mujer, yoga prenatal, y postparto.
Ha impartido talleres de empoderamiento, autoconocimiento,  sexualidad y salud femenina y ha sido  a través del yoga y los círculos de mujeres que ha logrado con gran éxito transformar la visión de muchas mujeres en torno a su cuerpo, sus ciclos y lo femenino.
Desarrolló su propio programa de Yoga para la Mujer y en su quehacer como Doula y Terapeuta
encuentra el gran placer de estar en presencia con la otra, ofreciendo compañía y aliento desde su conexión con lo femenino.
Ha sido parte de las principales formaciones de maestros del país promoviendo la profesionalización de la disciplina del Yoga y  asesora y guía a maestros en formación.
Fue miembro fundador de la Asociación Mexicana de Yoga Iyengar como Vicepresidenta del Consejo Directivo,  de la cual se separaría más tarde.
Sus principales maestros son Dharmapriya, Herta Rogg y  Margot Kitchen, y Shashi Dhar Dimri con quienes se  formó como maestra.
Su enseñanza en Yoga guía al practicante a descubrir en su cuerpo la fuerza de su propia voz interna, se caracteriza por ajustes precisos, seguridad, reto y balance en la composición, de sus secuencias.
“En cada sesión abrimos un espacio personal para transformarnos. Cultivamos cualidades de firmeza, estabilidad y confianza para enfrentar las diferentes situaciones en la vida cotidiana.
Empezamos con la voz expresando nuestra mejor intención hacia nosotros mismos, hacia la práctica y hacia los demás, agradecemos a los maestros que nos han traído hasta aquí y terminamos con la certeza de lo que nos conecta  con todos los seres, deseando que  nosotros y todos los demás estemos bien. Namaste”